Tratamiento con Hilos Tensores

La colocación de hilos tensores de PDO (Polidioxanona), bajo la piel, nos permite tratar los cambios que aparecen con el envejecimiento facial. Con este tratamiento podremos:

  • Prevenir y tratar flacidez, por su efecto tensor.
  • Redefinir el óvalo facial y mejorar el descolgamieto de las mejillas.
  • Mejorar el aspecto del cuello y la papada

Estos hilos Tensores o Mágicos, han sido usados durante años en cirugías a nivel cardiaco y vascular, son muy seguros utilizados de manera correcta. Tienen propiedades antimicrobianas y bioabsorbibles.

Los resultados van mejorando progresivamente tras su colocación alcanzando su mejoría máxima a los 2 o 3 meses y se pueden mantener más de un año gracias a la estimulación en la formación de colágeno y elastina.

Los efectos secundarios, si se presentaran, son mínimos y transitorios. Enrojecimiento, edema, molestias o hematomas que desaparecen en unos días.

Tratamiento con Hilos Tensores