Peelings faciales

La palabra peeling significa "pelado de la piel". Es la exfoliación o descamación de las distintas capas de la misma.

Consiste en la aplicación de diferentes sustancias químicas, con las que conseguimos la eliminación de las células muertas, de la piel "vieja" para dar paso a una piel nueva, con menos imperfecciones gracias a una renovación y regeneración celular.

Desde aportar más luminosidad e hidratación, hasta tratar diferentes imperfecciones como, cicatrices de acné, acné activo, manchas producidas por cambios hormonales,manchas solares, arrugas finas y alteraciones de la textura y/o uniformidad del tono de la piel.

La elección de las sustancias a emplear se realizará dependiendo de lo que se vaya a tratar y de los resultados que se deseen conseguir.

Son tratamientos que pueden requeri varias sesiones y que dan muy buen resultado solos o combinados con otras técnicas. Cada caso se estudiará de forma personalizada e individual en la consulta médica.

Tratamiento Peelings faciales - Las Palmas

Cada ácido usado, tras ser aplicado de la forma correspondiente, se neutralizara y retirará después del tiempo indicado. Se notara una sensación de picor y ardor en la piel que ira desapareciendo conforme se va aplicando la crema o mascarilla hidratante post-peeling.

Hay distintos niveles de tratamiento:

  • Peelings superficiales
  • Peelings medios
  • Peelings profundos

La diferencia entre ellos es la profundidad a la que dejamos que penetre el químico afectando a las distintas capas de la piel. Cada uno conlleva una preparación y un post tratamiento diferente.

Los peelings superficiales y medios que son los más habituales y los que realizamos para aportar luminosidad, hidratar, tratar el fotoenvejecimiento, las manchas cutáneas y la rugosidad de la piel, así como para favorecer la uniformidad del tono de la misma, no necesitan el uso de anestésico tópico.

Es muy importante destacar en este tratamiento la preparación de la piel con productos que el médico pautara, previos al peeling y posterior a él, junto con una implicación extrema del paciente en cuanto al uso de protección solar para evitar efectos secundarios como manchas.

Se apreciará en los siguientes días una fina descamación de la piel junto con un posible enrojecimiento que paliará con la hidratación correspondiente.